Subida constante de los precios aumenta demanda de alimentos en comedores y ONGs

Los bancos de alimentos y ONGs de varias ciudades españolas alertan sobre el aumento en la demanda de alimentos por parte de personas necesitadas está creciendo de nuevo, una vez superada la pandemia, después de que los precios se hayan disparado casi un 14% en el último año, y que en el caso del aceite, los huevos, la leche y el pollo alcancen o superen el 20%. La situación, adicionalmente, la situación se está agravando debido a que, en algunos casos, también se está produciendo un descenso del número de donaciones de alimentos con respecto a los primeros meses del año.

Eurostat constata que España es el cuarto país de la Unión Europea con un mayor porcentaje de habitantes en una situación más vulnerable, con un 27,8% en 2021, por encima del 27% anotado en 2020.

Las entidades que colaboran con el Banco de Alimentos madrileño también han comunicado el aumento progresivo de gente que se acerca por raciones diarias, en tanto que ya “no llegan a final de mes”. El incremento de los precios también afecta a la compra en origen que realizan este tipo de organizaciones, en tanto que ahora deben gastar más dinero para realizar el mismo acopio de alimentos.

En Barcelona también han aumentado las colas en los 17 comedores sociales de la ciudad, que el año pasado repartieron 536.000 comidas a 13.158 personas vulnerables o sin hogar y este verano, en algún caso, han llegado a no dar abasto a pesar de incrementar el número de voluntarios.

Por otro lado, cabe mencionar que el perfil de las personas que acuden por este tipo de ayudas también ha cambiado ahora son familias, procedentes de un aumento de la pobreza en Latinoamérica que apenas llevan tres meses en España, y especialmente de familias ucranianas, que «se están volviendo cada vez más vulnerables».

*Noticia en Desarrollo

Artículos relacionados

Descarga GRATIS ahora

Guía de preguntas frecuentas cuando quieres migrar a España