fbpx

La migración segura, ordenada y regular, un tema sin consenso

Carlos Romero Mendoza

Con la aprobación de 193 países, la Organización de Naciones Unidas (ONU) acordó crear un Pacto Mundial sobre Migración, que aún cuando no sea vinculante, contribuya a diseñar  un proceso de migración ordenado y seguro, en un marco de cooperación internacional y de respeto a la soberanía de cada nación.

Para el Secretario General de la ONU, Antonio Guterrez, los migrantes son un motor extraordinario de crecimiento, la aprobación llevaría a formalmente asumir un primer Pacto Mundial sobre Migraciones en diciembre 2018 en la Conferencia Mundial que se realizará en Marruecos.

Según datos de la ONU, hay unos 250 millones de migrantes en el mundo, lo que representa unos 3.4% de la población mundial; lo que lleva a concluir que el tema de la migración, debe ser abordado globalmente y ese Pacto propuesto en el marco de la ONU, puede servir de elemento cohesionador para abordar de manera adecuada los procesos migratorios que son irregulares y forzados.

En este contexto y a pocas semanas del mes de diciembre cuando se debe adoptar el Pacto Mundial de Migración, es importante advertir que Estados Unidos, Eslovaquia, Australia, Hungría, Polonía, República Checa y Austria, son países que han rechazado adoptar ese Pacto Global.

Hungría a señalado que el Pacto es “extremista y fomenta la inmigración”[1], Austría advierte que “de este Pacto no puede salir un derecho humano a la migración”[2], otros como Eslovaquia, Australia y la misma Austria no ven en el contenido del Pacto una clara distinción entre la migración legal e ilegal.  Por parte Estados Unidos, dejó claro que las medidas sobre inmigración eran exclusiva de los américanos, de nadie más[3].

Por su parte, en un Comunicado especial, los Jefes de Estado y de Gobierno Iberoamericanos, reunidos en Guatemala en el marco de la XVI Cumbre Iberoamericana, expresaron y exhortaron a lograr una respuesta sustentada en la cooperación internacional y una visión compartida, responsable y solidaria a la migración, a fin de hacer frente a los retos que plantean, entre otros, los flujos migratorios masivos, en el marco de políticas integrales basadas en el reconocimiento y protección de los derechos humanos de todos los migrantes, independientemente de su condición migratoria, en consonancia con los principios del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular y el Pacto Mundial de Refugiados[4].  

El debate sobre el Pacto Migratorio mundial, se realiza en el marco de dos significativas crisis migratorias en el continente americano una que involucra a los países centroamericanos con Estados Unidos, denominada “carnaval migratorio” y la otra, que vincula a venezuela con sus paises vecinos, incluyendo a España.  El continente Europeo y el Américano, comparten el tema migratorio, como un problema común para la estabilidad regional.

El hecho que Estados Unidos haya declarado la emergencia nacional e impulsado su operación militar en la frontera con Mexico, llamada operación “faithful patriot”, y que además haya reducido los fondos de cooperación con El Salvador, Guatemala y Honduras, por no haber impedido que la caravana migratoria saliera, claramente advierte la existencia de una crisis importante, independientemente si los seres humanos que participan en esa marcha, lo hacen con ingenuidad o porque no tienen nada que perder.

Por su parte, la crisis que ha generado la masiva migración de los venezolanos, como consecuencia de la crisis política, social y económica que vive ese país, ha impulsado a la OEA, ONU e incluso a la Unión Europea abordar el caso migratorio venezolano y valorar la capacidad de articular esfuerzos para buscar soluciones de manera conjunta.

La situación venezolana, ha llevado al representante de ACNUR a visitar los países vecinos y más afectados por la masiva migración venezolana y además, se ha conformado en la región latinoamericana, un grupo de trabajo denominado Grupo de Lima, quienes además de monitorear la situación de Venezuela, procuran construir una solución de manera coordinada y artículada.

La crisis migratoria venezolana se agudiza y el régimen de Nicolás Maduro no anuncia cambios en atención a las recomendaciones de la comunidad internacional, por lo tanto el problema no pareciera tener una solución política a corto plazo.

Hasta ahora, se han planteado algunas soluciones concretas y especiales, en un marco de cooperación y solidaridad con los venezolanos; entre las cuales se destacan, el reconocimiento de validez a los pasaportes vencidos; el reconocimiento a los titulos universitarios válidamente obtenidos en las universidades venezolanas y el asilo político en colombia a las autoridades electas desde 1998 cuando así lo ameriten.

Está muy claro para todos, que esas medidas especiales no resuelven el problema de fondo, pero procuran un proceso migratorio más ordenado y caracterizado por brindar condiciones favorables para que los venezolanos puedan lograr una inclusión efectiva, ordenada y rápida a la dinámica social y económica del país receptor.

La “caravana migratoria” y la masiva migración venezolana, sin duda alguna, ponen a prueba la capacidad de la OEA y de la ONU para responder a los desafíos que imponen esas crisis, que claramente afectan la estabilidad política de la región.  Por otro lado, ambos fenómenos sociales y políticos, también ponen a prueba el compromiso real de los países americanos con los valores y principios de la democracia.

Estas crisis migratorias en américa y los actores involucrados en la búsqueda de soluciones, ha facilitado al Presidente de Venezuela la oportunidad de buscar espacio en los medios internacionales denunciando a Estados Unidos, la OTAN y a la Unión Europea, de ser los principales responsables de lo que ha calificado como los desastres migratorios en el mundo, particularmente en el mediterráneo.[5]

¿Qué lecciones se pueden aprender de la crisis venezolana, de la llamada “caravana migratoria hacia USA”, de la migración desde Africa a Europa, de la crisis migratoria con Siria?.   ¿Logrará la ONU cohesionar a los países miembros en función de buscar reducir los riesgos que enfrentan los migrantes mediante protección de sus derechos humanos, y abordando las preocupaciones legítimas de los Estados y comunidades de acogida?

El debate está en la agenda y el plazo concluye en diciembre.

[1]EFE. Hungría no participará en el Pacto Mundial para la Migración. 18 de julio 2018. Online en: https://www.efe.com/efe/espana/mundo/hungria-no-participara-en-el-pacto-mundial-para-la-migracion/10001-3694704

[2] Público. Austria anuncia salida de Pacto Global de Migración. 31 de octubre 2018. Online en: https://www.publico.es/internacional/pacto-global-migracion-austria-anuncia-salida-austria-confirma-salida-pacto-global-migracion.html

[3]El Pais. Trump retira a Estados Unidos del Pacto de la ONU sobre Migración. 3 de diciembre 2017. Online en: https://elpais.com/internacional/2017/12/03/estados_unidos/1512328745_030954.html

[4] Segib. Comunicado Especial sobre Migración y Refugio.  Recuperado 25 de noviembre 2018.  Online en: https://www.segib.org/?document=comunicado-especial-sobre-migracion-y-refugio-xxvi-cumbre-iberoamericana-de-jefes-de-estado-y-de-gobierno

[5]Radioprimerisima.com.  EEUU y Unión Europea, responsables de ola migratoria dice Presidente Maduro. 1 de noviembre 2018. Online en: http://www.radiolaprimerisima.com/noticias/inmigrantes/252717/eeuu-y-union-europea-responsables-de-ola-migratoria-dice-presidente-maduro/

También te puede Interesar

[us_grid post_type="ids" type="carousel" columns="3" items_quantity="6" items_layout="1562" carousel_arrows="1" carousel_autoplay="1" ids=",1424,762,748"]
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Artículos relacionados

ESTA - ESTADOS UNIDOS

ESTA ESTADOS UNIDOS

¿Qué es el ESTA para viajar a Estados Unidos? ESTA (Electronic System for Travel Authorization) es el Sistema Electrónico de Autorización de Viaje, un beneficio

Leer más »

Descarga GRATIS ahora

Guía de preguntas frecuentas cuando quieres migrar a España