Duelo Migratorio (Síndrome de Ulises)

Una Mirada Dimensional del Estrés Migratorio Crónico.

MSc. Ysabel Méndez
Psicólogo Clínico, Legal y Forense.
Presidente AVANZZA C.A.

Haremos una revisión a la conceptualización y características del Síndrome de Ulises; a su vez que, daremos algunas pautas que permiten identificar signos dentro del espectro del mismo, con el fin de proporcionar herramientas teóricas que permitan su identificación.

Desde principios de la humanidad, el hombre como ser nómada por naturaleza, posee características innatas que le proporcionan las actitudes y aptitudes necesarias para la elaboración del duelo migratorio, pues en esencia, hace miles de años los seres humanos se veían en la necesidad de moverse constantemente en la búsqueda de mejores condiciones de vida (climáticas, alimenticias, económicas etc.) por tanto, el ser humano se encuentra capacitado para emprender nuevos rumbos en la búsqueda de su estabilidad biológica, psicológica, económica y social.

Carlos Alberto Vispo y Marcos Produzny expresan “…nos lleva a emigrar el sentirnos atraídos por otro ámbito en el que sabemos o suponemos que se pueden cumplir nuestro deseos o esperamos conseguir aquello que necesitamos, también cuando percibimos que donde estamos nos exponemos a peligros o situaciones indeseadas”. La existencia de factores que comprenden atracción o rechazo inminente de la situación no constituyen per se una condición suficiente para determinar o decidir emigrar, lo que finalmente determina la decisión de emigrar está constituido sobre la base de necesidades básicas (alimentación, salud, seguridad, empleo entre otras), lo que conlleva (en la mayoría de los casos) a no tomar en consideración o restarle importancia a las habilidades unipersonales de cada sujeto respecto a la tolerancia a la frustración que se vivencia de forma natural en el proceso migratorio.

¿Qué es el Duelo Migratorio?

El Duelo como proceso comúnmente conocido, implica la pérdida de un ser querido, una cosa o situación que se extingue por completo, es decir el estímulo que causa el arraigo emocional no persiste en el tiempo, por su parte el duelo migratorio posee una serie de características específicas que, sin duda lo diferencian de otros duelos, éstas características constituyen la parte fundamental de la presencia del síndrome y se gestan sobre los signos y síntomas presentes en el paciente. Es importante destacar que dichas características pueden presentarse de forma aislada, parcial o con carácter continuo en el emigrante.

Características específicas del estrés y el duelo migratorio:

  1. Es un duelo parcial.
  2. Es un duelo recurrente.
  3. Es un duelo vinculado a aspectos infantiles muy arraigados.
  4. Es un duelo múltiple (los siete duelos de la migración).
  5. Da lugar a cambios en la identidad.
  6. Da lugar a una regresión.
  7. Tiene lugar en una serie de fases.
  8. Supone la puesta en marcha de mecanismos de defensa y de errores cognitivos en el procesamiento de la información.
  9. Se acompaña de sentimientos de ambivalencia.
  10. El duelo migratorio lo viven también los autóctonos y los que se quedan en el país de origen.
  11. El regreso del inmigrante es una nueva migración. El duelo migratorio es transgeneracional.

Fuente: Achotegui, 2002.

En el caso de la migración, nos encontramos ante un vínculo latente con el lugar de origen, que suele reavivarse tras acontecimientos simples como son los procesos oníricos (sueños), una llamada telefónica, o aún más una visita al país de origen, lo que da lugar al carácter recurrente del estímulo que origina la disfuncionalidad cognitiva y emocional, dando paso a síntomas intensos por periodos de tiempo largos o cortos, que siempre van a depender del estímulo en función, ya que el objeto sobre el cual se construye el duelo (multidimensional) no desaparece, al país de origen se puede acceder a través de diversas formas como lo mencioné anteriormente.

Es importante mencionar la razón por la que se supone más difícil el proceso migratorio para el adulto que para el niño, en la edad adulta ya se ha solidificado la estructura de la personalidad, por lo tanto desvincularse de la cultura, el idioma, las costumbres, la comida, etc.; tienen como resultado un quiebre en el proceso de adaptación del adulto, en cambio el niño, que aún se encuentra desvinculado a costumbres y raíces sociales, tiende a adaptarse de manera  armónica a los cambios procedentes del ambiente donde emigra, se nutre de ellos y se adapta al entorno de forma sinérgica (lo que  supone la ausencia de duelo migratorio).

El proceso de emigración lleva implícito gran cantidad de cambios, que se van gestando en cada individuo de forma diversa, ya que ninguna situación de vida supone tantos cambios como la migración, de allí se deriva su carácter multidimensional, que enunciaremos brevemente a continuación:

Aspectos del Duelo Migratorio:

Se considera que existen siete aspectos en el duelo migratorio (Achotegui, 1999:

  1. La familia y los amigos.
  2. La lengua.
  3. La cultura: costumbres, religión, valores.
  4. La tierra: paisaje, colores, olores, luminosida.
  5. El estatus social: papeles, trabajo, vivienda, posibilidades de ascenso social.
  6. El contacto con el grupo étnico: prejuicios, xenofobia, racismo.
  7. Los riesgos para la integridad física: viajes peligrosos, riesgo de expulsión, indefensión.

Leon Grinberg y Rebeca Grinberg (1984) señalan: “la migración es una experiencia potencialmente traumática caracterizada por acontecimientos traumáticos parciales y configuración a su vez de una situación de crisis”, “si el yo del emigrante, por su predisposición o las condiciones de la migración ha sido dañado severamente por las experiencias o la crisis que ha vivido o está viviendo, le costara recuperarse del estado de desorganización y padecerá de distintas formas de patología psíquica y física”, siendo así; en este tipo de crisis el migrante cuestiona y siente cuestionada su identidad pudiendo someterse a un periodo de resistencia que dará paso a síntomas acusados e intensos que no cederán hasta que el individuo no precise en el desarrollo de habilidades de adaptación o, en su defecto de la asistencia de un profesional en el área para el desarrollo de las mismas.

El duelo migratorio propiamente dicho, tiene lugar en una serie de etapas, su conocimiento y abordaje corresponde a un profesional en el área, sin embargo en una próxima entrega estaremos abordándolas con el fin de psicoeducar a su vez de crear conciencia de la necesidad de apoyo de un profesional.

También te puede Interesar

[us_grid post_type="ids" type="carousel" columns="3" items_quantity="6" items_layout="1562" carousel_arrows="1" carousel_autoplay="1" ids=",1206,762,1125"]
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Artículos relacionados

ESTA - ESTADOS UNIDOS

ESTA ESTADOS UNIDOS

¿Qué es el ESTA para viajar a Estados Unidos? ESTA (Electronic System for Travel Authorization) es el Sistema Electrónico de Autorización de Viaje, un beneficio

Leer más »