Emigrar no es cosa fácil.

Emigrar no es cosa fácil.

Emigrar no es cosa fácil, aunque también es verdad que todo depende de cada caso, y por supuesto de cada historia personal así como de cada momento histórico que te esté tocando vivir con tu país.

Puedes muy felizmente emprender una gran aventura en otro país, para estudiar, perfeccionarte como profesional, aprender algún idioma, o simplemente ir a conocer las costumbre o la cultura de algún país al que siempre hayas querido ir, puedes emigrar por amor, incluso por desilusión personal, esperando que el viaje y la nueva vida potencien tus capacidades y autoestima.

Pero este es, o puede llegar hacer una experiencia gratificante para la vida de cualquier persona, pero es impensable desde mi muy humilde opinión pensar que es igual que ser arrancado literalmente de tus raíces, de tu familia, de tus olores, tus sabores, tu gente, y por supuesto de tu propia vida, porque las condiciones te obligan, esto para mi es la verdadera migración. Por ello mis palabras van dirigidas a todos aquello emigrantes que de alguna u otra manera están luchando día a día por volver a crearse un proyecto de vida, además rentable y satisfactorio, pero sobre todo para todas aquellas personas que desde sus países de orígenes viven constantemente el deseo de ir en busca de aquello que llamamos “lo mejor”

Constantemente me preguntan, personas que están fuera de España y que quieren venir cuánto dinero necesitan, y todos los documento que deben traer, o como pueden hacer para invertir y para que todo salga maravillosamente bien. La respuesta es que no hay receta eficaz, es cuestión de 100 %  actitud, obviamente siempre beneficiara más tener una cuenta bancaria gordita, pero eso no asegura absolutamente nada, de hecho, muchas personas que lo han invertido todo, sin conocer ni siquiera el terreno en el que pisan, si llega a salir mal el proyecto, se derrumban más fácilmente.

Créanme, he visto gente que llega a España con 100.000,00 euros y en menos de 5 meses no tienen absolutamente nada y también he visto aquel cargado solo de sus fuerzas, de lucha y sueños, estas personas salen adelante, he visto como emigrantes han dormido en iglesias, en albergues, en metros, han comido de la caridad, por no tener mayores medios, o por no tener amigos, conocidos o sencillamente alguien que medianamente los guie, y aun así, no solo salen adelante, sino que se vuelven absolutos triunfadores capaces de poder con todo.

A todo aquel que esté pensando emigrar, debe saber lo siguiente; emigrar es muy duro, se debe trabajar muy arduamente, no es decisión que deba  tomarse a la ligera, no se debe creer en fantasías, es una prueba constante de supervivencia, muy emocionante, y estimulante, me atrevo a decir, que debe ser la prueba más difícil que te ponga la vida, todo lo que has construido,  lo material, por lo que has luchado, se queda, no lo puedes traer en la maleta, se queda el coche, la casa por la que tanto trabajaste y ahorraste, se queda tu licenciatura, tus estudios, tu apellido, todo se queda, incluso tu propia personalidad, y al país al que vas, debes darle todo, dar un 100% de ti y no pocas veces, sino constantemente, darán igual los másteres, los grandes trabajos que hayas tenido, tu experiencia, la edad, el color de la piel, tu prestigio, si traes tus títulos solo serán una pequeña luz, porque para que te tomen en serio deberás ser más que un título.

Debes saber que tu estatus social o económico, no es lo más complicado, ni todas las dificultades a las que te tengas que exponer materialmente hablando, porque cuando el corazón y la nostalgia golpea no hay dinero que supla el abrazo del ser querido, pronto te darás cuenta que toda tu vida debe restructurase por obligación, y además muy rápido y como no vayas al mismo ritmo, te quedas atrás y ese país de esperanza se puede convertir en pesadilla. No es más fácil si dejas a tu familia para salir adelante y luego traerles contigo, porque nada lo hace más fácil. Ni la doble nacionalidad garantiza la adaptabilidad a tu nueva vida, debes aprender a vivir con la frustración de no ser ni tener, lo que eras o tenías.

Por ello, te diré con total seguridad, que debes tomar la decisión muy consciente del gran trabajo que tendrás adelante, deberás saber que incluso por ser de algún país “subdesarrollado” seas víctima de racismo entre otras cosas, debes saber que la batalla no es con el sistema, no es con el estatus, ni con los ahorros, ni con nadie que te diga que puedes o que no, cuando emigras solo tienes algo seguro. ¡TU!

Es una lucha constante no con el mundo, sino con tu mente con tus propias y únicas limitaciones. En el camino los  colegas, conocidos comienzan a ser la familia que dejaste atrás, y poco a poco ves como las cosas van avanzando, y entonces dejas de gatear y empiezas a caminar, no pretendas correr primero, porque ni conoces el camino ni las fuerzas de tus piernas.

Ven con ilusión, pero con humildad, con mucha  fuerza interior, emigrando aprenderás que todo trabajo enaltece, que da igual el camarero que el médico, que es sabio reconocer que te equivocaste, para poder aprender y volver a intentarlo, apóyate sin reparo en aquellos que deseen ayudarte, pero siempre se precavido y paciente. Finalmente emigrar desarrolla el don más preciado “la paciencia”, emigrando veras que tu no marcas el camino, todo es diferente, ven consciente de ello. Podrás deprimirte, llorar, pero deberás secarte las lágrimas enseguida, porque no puedes darte el lujo de deprimirte si quieres vencer.  

Así que, no te desesperes porque si coges un vuelo y vas a otro lugar fuera de tu zona de confort, te aseguro ya te has traído todo lo que necesitas – A TI.

Sé que aquel que está lejos de casa, comprende mis palabras.

Con todo esto no quiero desanimarte, al contrario lo que deseo es que cuando migres no te encuentres con una sorpresa de realidades y que estas realidades no sean otro obstáculo, por eso quiero que sepas que hay personas como yo que pueden ayudarte en tu camino. Como dice un amigo: todo en la vida es enseñanza, tú decides.

 

Todos los derechos reservados. Isacura Asociados S.l 2015-2016. info@isacuraasociados.com AVISO LEGAL
Emergencias las 24 Horas 810 527 752 o al 674 823 430
Atendemos Emergencias 24 Horas, llámenos: +34 674 82 34 30. Somos Especialistas en Derecho Internacional, Civil, Mercantil y Penal, con amplia experiencia en ámbito de Extranjería